La Conciencia de la Publicidad

Desde afuera de los perfiles publicitarios, se afirma que el ejercicio de la publicidad es mentiroso, persuasivo, engañoso, innumerables estigmas que la condenan ante la leyenda del oficio creado para comerciar de una manera vistosa lo que se tiene que ofrecer, un trueque pintoresco para ocultar verdades desagradables u obvias para manipular y vender.

Obtenido de Google Images

Desafortunadamente, los descendientes del pasado de quienes desarrollaron tan magníficamente este rol como profesión, más adelante involucionaron este oficio, ellos dejaron el legado de temporadas depresivas de consumo excesivo y sin sentido, de años de ocultismo ante el respeto por el público y que en la actualidad se sigue viendo ante los medios, ante las instituciones y en nuestra sociedad. La publicidad es bipolar, la lucha eterna de su interior entre comunicar y vender, en que siempre estará presente el hecho de que lo más difícil es crear un concepto, que al final, generará peso en la balanza al desarrollar el “arte final” de nuestra satisfacción.

Obtenido de Google Images

Por años de estudio, de concientización y reflexión ante el futuro de mi vida y la vocación, ese sentido que forma la conexión de mi persona con el otro por medio de lo que soy, he asimilado el hecho de que la publicidad es un medio de comunicación, un medio de transmitir el mensaje honesto y verídico de lo que queremos y debemos expresar, esa responsabilidad conjunta ante la sociedad por parte de nosotros y de quienes necesitan nuestros servicios y a su vez a ellos mismos, siendo una publicidad solidaria que ayuda, un servicio sin ánimo de lucro.

Ante la realidad laboral, se encuentran senderos que debemos tomar ante una profesión que fácilmente puede converger en esa parte ambiciosamente lucrativa, puede ser que depende del riesgo del fracaso ante el consumismo  por la moralidad y el deber como comunicadores de hacer las cosas como se deben y lograr la victoria personal de nuestras conciencias. No es simplemente agregarle valor a la publicidad comunicando por medio de este el mensaje moral, que por cierto, puede ser manipulado para utilizarlo como otra propuesta comercializable, sino de darle un propósito más sublime y simbólico de lo que es nuestra profesión.

Fuentes:

http://ares.cnice.mec.es/informes/12/contenido/pagina%20138.htm

http://www.fiaponline.net/nota2-new.php?format=1&name=007__.__LA~PUBLICIDAD~Y~LOS~VALORES

http://www.slideshare.net/alfonsomendiz/publicidad-valores-y-estilos-de-vida-una-etica-olvidada

Escrito por:

Alex Bautista

Share
Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.