Arte Tipográfico: El Auge de las Letras.

El uso de elementos tipográficos pareciera ser uno de los temas más sencillos de manejar al momento de elaborar una pieza gráfica, sin embargo éste es uno de los factores más relevantes dentro de ella pues ayudará a determinar, en alto grado, su éxito o su fracaso. En el último año el “arte tipográfico” se ha catapultado dentro del mundo del diseño gráfico y la publicidad, convirtiéndose en una tendencia bastante particular y llamativa dentro de estos ámbitos. Aun así, no hay que olvidar que la tipografía ha sido siempre parte importante del oficio publicitario, y no es muy difícil evidenciarlo, pues en el mercado encontramos muchas marcas famosas que se han popularizado mediante la utilización de un logo tipográfico.

¿Cuáles son entonces los principios que han de ser tenidos en cuenta al momento de realizar un diseño tipográfico? El diseñador gráfico debe tener plena conciencia de ellos si quiere comunicar exitosamente cualquier tipo mensaje: las fuentes elegidas (tanto principal como de apoyo), su tamaño, color, espacio entre caracteres, el grosor de línea, alineación, etc. Una decisión acertada en la apropiación de estos elementos se convertirá en la pauta que favorecerá la recepción de dicha pieza dentro del espectador, después de todo, es él en quién se debe pensar al momento de elaborar la pieza, pues sólo bastan segundos para captar su atención o, por el contrario, desviarla totalmente.

Advertising Agency: H-57 Creative Station, Milan, Italy
Creative Directors: Matteo Civaschi, Gianmarco Milesi
Account Director: Sabrina Di Gregorio
Typographer: Matteo Civaschi

Aún cuando la tipografía es de uso vital en el marco publicitario no podemos centrarla y encasillarla únicamente dentro de éste campo. Su empleo no sólo sirve para comunicar los mensajes de alguna marca que esté buscando exponerse al público, últimamente es fácil encontrar cualquier cantidad de piezas tipográficas con frases celebres, premisas sencillas o simplemente ideas sueltas, incluso hay retratos creados partiendo de la unión de determinada cantidad de letras o palabras. Son piezas elaboradas detalladamente, cuidando cada aspecto que la conforma ya que, dentro de ella, no hay más que diferentes estilos de letras. Al principio puede sonar como una idea monótona y exagerada ¿Por qué debería llamar la atención de alguien un cartel (digital o impreso) atiborrado de texto? La respuesta afirmativa se encuentra en la medida en que éste esté bien ejecutado, pensando en cumplir los lineamientos antes nombrados o, porqué no, en la ruptura acertada de los mismos.

Hace falta entonces hablar de la que es tal vez la más divertida y llamativa aplicación que se le puede dar a la tipografía: animación. La unión entre el movimiento coordinado y una buena fuente es una propuesta visual de la cual el receptor difícilmente podrá escapar. El dinamismo que ofrece esta alianza es entretenido y a la vez audaz, es capaz de transmitir un mensaje de manera atractiva sin perder de vista su trasfondo, es una fórmula exitosa. Su uso se ha explorado en la publicidad, el diseño alternativo e independiente, hasta en la producción de vídeos musicales. Esto demuestra que es una técnica efectiva y versátil, una técnica que se deja moldear según la necesidad del mensaje. Y lo que es aún más evidente, el arte tipográfico abre un mundo de posibilidades para el diseñador, su infinidad de opciones hace que el diseño jamás sea plano o repetitivo sino que, por el contrario, siempre sorprenda y cautive a aquel que esté admirándolo.

Fuentes:

http://www.creativebloq.com/typography/what-is-typography-123652

http://designshack.net/articles/typography/8-rules-for-creating-effective-typography/

http://speckyboy.com/2010/12/21/50-beautifully-designed-posters-with-amazing-typography/

Por: Carolina Arévalo Castro.

@akacaroline

Share
Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : permalink.