Innovación de WhatsApp, Grandes Cambios en la Sociedad

Whatsapp, una de las aplicaciones de chat más reconocidas y utilizadas en el mundo entero, ha tenido una historia muy interesante que contar por la cantidad de competencia que tiene a nivel tecnológico; lo más importante es que ha sabido llevar su principal objetivo a la cima con un trabajo constante e innovador, logró una posición líder de la aplicación más descargada en la sociedad. Esta innovadora idea nace de dos grandes emprendedores, ellos son, Brian Acton y Jan Koum, quienes vivían una época de expansión tecnológica con la evolución de sistemas operativos para teléfonos inteligentes y aplicaciones principalmente para Iphone; se dieron cuenta que tenían la oportunidad de crear una aplicación que fuera auge total en la sociedad, por ello después de una extensiva investigación y esfuerzo constante, lanzaron al mercado WhatsApp para Iphone; en ese mismo periodo, el sistema IOS para las aplicaciones no era el más desarrollado, lo que generó un declive en la evolución de la aplicación y motivó a uno de los dueños a desistir del proyecto; pero, tal parece ser, los dos creadores juntaron fuerzas y liderazgo, tomando así la decisión de crear algo más impactante dentro de la aplicación, promoviendo las acciones de las personas para seguir escogiendo a WhatsApp como su principal fuente de chat; se idearon la forma de poder visualizar cuando las personas están conectadas, el doble chulo de entrega de mensaje y las actualizaciones de estado, permitiendo un alcance de 250.000 usuarios en instantes y obligándolos a tomar decisiones sobre el cobro de servicio de la aplicación; al mismo tiempo empezaron a ampliar sus servidores para que el sistema no colapse por la gran cantidad de descargas que se empezaban a evidenciar; después de un tiempo la aplicación ya se podía instalar para Android, generando un crecimiento abismal de usuarios registrados, posicionándose como competencia principal para las demás redes sociales que estaban desarrollándose en el momento, llevando a Mark Zuckerberg a tomar la decisión de comprarla por gran cantidad de dinero, ahora WhatsApp pertenece a Facebook desde el 6 de Octubre del 2014; con este gran paso se evidenciaron cambios, los más destacados son, el doble chulo en color azul indicando que la persona ya miro los mensajes enviados, al igual que la configuración de control sobre la privacidad de cada persona. Tiempo después Facebook crea WhatsApp Web con la idea de facilitar el acceso a la herramienta escaneando el código QR y teniendo conexión a internet; este sistema sirve como espejo de la aplicación real ya que solo permite la interacción de mensajes pero no guarda las imágenes o archivos que se compartan; también las llamadas de voz, su instalación consistía en recibir una llamada de alguna persona que ya poseía el servicio, funcionando solo por medio de conexión a internet o datos activos. Lo que destaca a esta aplicación y su servicio es que la mensajería instantánea no está abrumada por publicidad, al contrario, la experiencia del usuario es tranquila y su comunicación es fluyente con sus contactos.

WhatsApp ha revolucionado la forma en cómo se comunican las personas, es una  herramienta que ofrece un contacto continuo y permite interactuar por medio de mensajes de voz, fotos o vídeos con otras personas con las cuales no podemos tener una cercanía física, recortando grandes distancias; adicional a esto, la forma de uso es de gran facilidad para todas las generaciones y su beneficio es bastante económico; a pesar de este gran paso de la comunicación, los humanos olvidan otros factores que son importantes en una sociedad natural, como por ejemplo, el contacto que hay con personas de forma física; en muchas ocasiones y con grandes críticas surgen comentarios sobre las personas que no prestan atención a lo que está sucediendo en su entorno, sino que se distraen con sus herramientas de celular, principalmente en los jóvenes, degenerando la comunicación como algo superficial, originando problemas de convivencia o desarrollo de intercambio en un entorno real y creando una adicción por este tipo de plataformas; este tipo de comportamientos llevó a los usuarios a tener gran desconcentración a la hora de realizar sus tareas diarias en el trabajo en el estudio o sus hogares, el afán por estar revisando sus teléfonos para mirar si alguien ha respondido sus mensajes es abismal generando en la persona un rendimiento negativo en su desarrollo profesional, personal o físico. Se puede evidenciar que, aunque son plataformas positivas para un desarrollo comunicacional evolutivo, falta conciencia a la hora de saber manejar este tipo de herramientas, pero con el principio de saber cómo se pueden sobre llevar este tipo de conductas tomando decisiones de acción y conducta.

Durante las acciones que ha hecho WhatsApp para atraer más audiencia, se han ido desarrollando nuevas ideas para ofrecer al público mejoras en la comunicación; durante el 2011 nace una nueva aplicación llamada SOMA (Aplicación de mensajería optimizada y simplificada) engendrada por Mario Chamorro con el fin de ofrecer conversaciones con mayor seguridad, se borran en el tiempo que deseemos y son totalmente gratuitas. Aún así WhatsApp sigue siendo líder en el mercado, enfocándose en innovar su aplicación para que exista una motivación y agrado por el uso de la misma; durante los últimos años y con la adquisición de WhatsApp por Facebook se plantean nuevos modelos de negocio para que la aplicación funcione con gran acogida por parte de los usuarios, se comenta que saldrá a la luz las videollamadas siendo competencia principal de Skype, al igual que un contacto entre clientes y marcas manifestando en base a investigaciones que las personas quisieran preguntar a sus marcas por el precio de sus productos o los servicios que ofrece al igual que la reserva y compra de los mismos.

Bibliografía:

Realizado por: Katherin Ortega

kortegab@ucentral.edu.co

AndresF

www.twitter.com/PixoCube

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.