Programación Neurolingüística como estrategia fundamental en Publicidad | Neuromarketing

La Programación Neurolingüística ha sido un acontecimiento importante en el mundo de la Publicidad, por ello al momento de hablar sobre esta técnica nos trasladamos a los años 70 donde se empieza a desarrollar una fuerte investigación dirigida por el profesional Richard Bandler, quien en su momento de estudios universitarios presentó su tesis con la extensiva exploración de este nuevo hecho que ha generado muchos parlamentos ante el futuro del neuromarketing y un sinfín de beneficios personales a nivel global. Sus principales bases se fundamentan a varios estudios realizados por científicos y expertos de la psicología y el crecimiento personal, identificando moldes terapeutas sobre el comportamiento humano que al momento de accionarlos se visualiza una mejora en los resultados personales, reconociendo así una conexión profunda entre la mente y el lenguaje e igualmente determinando que lo que se genera en nuestra mente se ve reflejado en nuestro actuar, es decir nuestros pensamientos toman mando hacia nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestro comportamiento, lo que permite establecer una reconstrucción y una mejora en los objetivos que quiere cada individuo.

Aunque en un principio este método se asociaba a un crecimiento personal, en la actualidad podemos dar por hecho que se utiliza en diferentes sectores donde se involucre el comportamiento humano y las acciones positivas que esto repercute. En publicidad podemos ver como los mensajes que se transmiten van directamente enfatizados a sensibilizar los sentidos de las personas, es decir que lo que se muestra se percibe de forma visual, auditiva y kinestésica; aquí es donde genera impacto la PNL como fundamento estratégico en la creatividad publicitaria, partiendo que podemos reprogramar la mente de las personas para que el mensaje transmitido tome acción perceptiva y genere una respuesta positiva de lo que se quiere. Ha sido un análisis dilatado sobre cómo la PNL entiende perfectamente la forma de comunicarse unos con otros, siendo el mensaje a transmitir lo más limpio posible, generando efectividad y recepción positiva ante la acción que se desea y espera; posicionándose como una herramienta fundamental y que activa la creatividad para el desarrollo de una estrategia contundente y que origina las mejores campañas publicitarias con gran reconocimiento y recordación en la historia. Todos estos eventos suscitan nuevos caminos y uno de ellos se etiqueta bajo el nombre de Neuromarketing, consiste en la disciplina que enlaza la neurociencia con el comportamiento humano, una de las actuales técnicas del sector publicitario que se utiliza con frecuencia y se debe tener en cuenta a la hora de generar estrategias creativas, ya que es la más enfocada a la conducta transparente de los usuarios clientes o consumidores. Es decir, con esta nueva tecnología se puede adentrar al subconsciente de cada individuo, identificando el punto exacto dónde se toma la decisión de adquisición sobre un producto o servicio y reconociendo las causas y deseos de las personas para entregarles lo que ellos anhelan. Más allá de poder obtener un  producto o servicio, lo que las personas perciben con mayor agrado es la experiencia que les genera dicho interés, por esta razón es tan importante la neurociencia, pues actúa con la habilidad de originar expectativa en los sentidos de las personas procesandolo en sus mentes y respondiendo con las acciones del cuerpo humano. Una de las grandes ventajas de este estudio es que sus resultados son más reales que otros, ya que se utilizan herramientas fisiológicas para entender a profundidad la relación emocional que hay entre la conducta y la mente del consumidor de forma inconsciente y puede medir los estímulos sin necesidad de un interrogatorio, que en ocasiones puede declararse como aburrido y falso.

cerebro-y-corazon

Imagen: Semruch

Un estudio interesante que muestra el proceso de Neuromarketing que evidenciamos a diario al momento de adquirir los productos en establecimientos específicos o supermercados, nos regala 8 excelentes ejemplos:

  1. La percepción olfativa: consiste en generar un olor agradable en un punto específico de gran movimiento personal para que se dirijan al mismo y adquieran el producto.
  2. La localización: los productos de primera necesidad son ubicados al final del recorrido para que las personas tengan la oportunidad de transitar por todo el establecimiento y probablemente adquiera más artículos de los cuales iba pensando.
  3. El precio: entregan valores etiquetados con 0.999 y no redondeado, dando la sensación de que estos productos son más baratos.
  4. El carro de compras: Se entregan unos de tamaño grande para que los productos a adquirir quepan en ellos y sea en cantidad al igual que una estrategia puntual como la dificultad de las ruedas generando una sensación de zic zac para la visibilidad de todos los productos durante el camino de compra.
  5. La posición del producto: estratégicamente se colocan los mismos a la altura de los ojos para una mayor adquisición de ellos
  6. La percepción auditiva: consiste en llevar al consumidor a sentirse agradable durante la compra.
  7. El desorden: la idea es que los artículos de precios bajos se visualicen caóticos para hacer entender que son los de descuento.
  8. Lo visual: se brinda iluminación y colores para que sea de mayor agrado el momento de escoger los productos.

Bibliografía:

Realizado por: Katherin Ortega

kortegab@ucentral.edu.co

AndresF

www.twitter.com/PixoCube

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.